Poemas del Dia de la Madre

sábado, 4 de mayo de 2013

El Día de la Madre es la fecha más importante del año para rendir homenaje a la reina del hogar, por todo su amor, entrega y sacrificio en el ciudado y crianza de los hijos. Desde este espacio queremos expresar nuestro agradecimiento a todas las madres con algunos poemas del Día de la Madre.
dia de la madre
Poemas del Día de la Madre
A mi Madre

Quiero agradecerte Madre Mía
que estés siempre en mi vida.

Sé que puedo contar contigo
en momentos difíciles,
sé que contigo puedo
compartir mis alegrías,
y sé que nuestra amistad
se sustenta en mutuo amor.

Que seas mi Madre y mi amiga
es el más preciado tesoro,
que agradeceré a Dios por siempre.

Gracias por llenar mi vida
con tanta felicidad.

Te Amo Madre Mía.


Poema a mi Madre

Madre, eres la flor
que ha nacido en mi jardín
mas hermosa que un jazmín
por tu maravilloso color.

Te recuerdo con amor
porque para mi has sido,
del mundo lo más querido
de mi vida, la más hermosa,

La más bella de las rosas
de mi jardín florecido.


Gracia Mamá

Gracias,
gracias por darme la vida.
Gracias por protegerme en ella,
gracias…

Gracias por enseñarme a sentir,
a pensar, a ser libre.
Gracias también por no dejarme mentir,
Por enseñare a sonreír, a valorar,
a respetar siendo yo mismo,
a no fingir…

Gracias por darme alas para volar,
por alimentarme y cuidar de mi.
Gracias a ti, que en la vida me enseñaste a andar,
hoy soy quien soy, nada sería sin i mamá…

Me entregaste tu amor y tu cariño:
Siempre cuidas de mi,
hoy y cuando niño.
Me enseñaste a hacerme respetar,
a endurecer mi alma
para la vida poder enfrentar…

Gracias mamá
por lograr mi llanto parar.
Gracias mamá,
en mi alma siempre tu vas a estar…
Gracias mamá,
gracias.


Poema a mi Madre Ausente

Como un hada dormida, estaba aquel día,
y una tarde trágica la tierra abandonó.
Yo no estaba preparada, no entendía,
como una flor marchita su frente doblegó.

A su nueva morada se iba en un momento,
entre llanto y tristezas, llegó su despedida.
Le dimos un beso a su cuerpo sin aliento,
estaba muy quieta, parecía que dormía.

De noche los recuerdos pasaron por mi mente,
recordé en un momento casi toda mi vida.
Lágrimas y risas que pase en su compañía,
sus consejos, su dedicación y alegría.

Junto a ella, no olvidaré las horas vividas.
A mi lado sufrió cuando me vio vencida
Daría lo que tengo por sentir sus manos en las mías.
Su vida fue mi vida, pero había llegado su partida.

Hoy que no la tengo en este bendito día,
nada puedo hacer para devolverle la vida.
Solo recordarla en alguna melodía,
y llorar cuando recuerdo la imagen de aquel día…

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tus comentarios, te estaremos respondiendo lo más pronto posible.

 
Imágenes y Frases © 2013 | Plantilla diseñada por Ciudad Blogger